El equipo CPS participa en campeonato de robótica


Alumnos de las Escuelas Técnicas (ETECs) Salles Gomes, de Tatuí, y Armando Pannunzio, de Sorocaba, participaron en la 11th Nadav Shoham Robotraffic Competitions, una competencia internacional de robótica para estudiantes de secundaria, promovida por Israel Institute of Technology (Technion). El único grupo brasileño en la disputa contó con el apoyo del Centro Universitario Facens y logró buenos ratings. El evento se llevó a cabo de forma remota, con transmisión virtual en vivo a los jueces en Israel.

Los estudiantes Fabrício Ribeiro, Guilherme Meira, Thiago Oliveira y Yasmin Battaglini fueron invitados a participar en el desafío por los profesores del curso de Robótica Educativa, un proyecto Facens que ofrece clases semanales de robótica a estudiantes de escuelas públicas de la región de Sorocaba.

El equipo Paula Souza Center (CPS) participó en tres de las cinco categorías del campeonato, además de un premio extra, a la excelencia en los estudios. Los jóvenes obtuvieron el 14 ° lugar en Careful Driving Racing, el 9 ° lugar en Traffic Safety Initiatives y también celebraron el 5 ° lugar en el Premio a la Excelencia en Estudios de Robótica. Cerca de 50 equipos de varios países compitieron, como Rusia, China, Argentina, México, Estados Unidos y Ucrania.

Para participar, os alunos aplicaram os conhecimentos adquiridos nas aulas de robótica e desenvolveram dois projetos. Um deles é um carro autônomo, programado para percorrer um trajeto definido por linhas e interpretar de forma correta os sinais de trânsito. O outro teria de ser uma solução para diminuir os acidentes de trânsito e, para isso, o grupo apresentou dois dispositivos que, ligados à tecnologia, seriam capazes de inviabilizar a direção de um veículo em situações como embriaguez e avanço de sinal vermelho pelo motorista.

Para participar, los estudiantes aplicaron los conocimientos adquiridos en las clases de robótica y desarrollaron dos proyectos. Uno es un coche autónomo, programado para seguir una ruta definida por líneas y para interpretar correctamente las señales de tráfico. El otro tendría que ser una solución para reducir los accidentes de tráfico y, para ello, el grupo presentó dos dispositivos que, ligados a la tecnología, podrían imposibilitar la conducción de un vehículo en situaciones como el estado de embriaguez y el avance del semáforo en rojo por parte del conductor del vehículo.